¿Cómo mejorar la experiencia del cliente en un restaurante?

En el sector de la gastronomía hay mucha competencia y el cliente es sin duda el árbitro definitivo que marca el éxito. Por eso, mejorar la experiencia del cliente en un restaurante lo más posible es algo imprescindible en lo que se tiene que trabajar de forma continua.

La experiencia del cliente, de forma práctica, es en realidad un complejo entramado de interacciones y emociones que, por lo general, comienza mucho antes de que el cliente cruce la puerta de entrada del restaurante.

Puesto que la digitalización ha amplificado las voces de los clientes a través de las reseñas online y de las redes sociales, un comentario, ya sea de elogio o crítico, se propaga con gran velocidad con solo un ‘clic’. De esa forma, mejorar la experiencia del cliente en un restaurante es algo crítico para la reputación y la supervivencia de cualquier negocio de hostelería.

Por lo tanto, los gerentes y propietarios de restaurantes deben enfocarse en ofrecer un servicio de excelencia y en crear una experiencia a nivel global que sea agradable y que se sienta personalizada, algo que implica una constante evolución y la adaptación a las expectativas sociales de una clientela diversa y cada vez más exigente.

A lo largo de este artículo, analizaremos como llevar a cabo esta compleja labor, ofreciendo estrategias detalladas para enriquecer cada aspecto de la experiencia del cliente en tu establecimiento de hostelería de tal forma que también se pueda mejorar el servicio de mesa.

¿Qué es la experiencia del cliente aplicado a un restaurante?

Como hemos comentado, la experiencia del cliente en un restaurante es un concepto multifacético y dinámico, que comienza mucho antes de que el cliente se siente a la mesa y continúa incluso después de que ha pagado la cuenta. En realidad, es un viaje completo que involucra cada aspecto de su relación con el restaurante.

Dicha relación comienza, a menudo, con el primer contacto, que en muchos casos es presencial, pero que otras veces es digital o telefónico. De hecho, este proceso inicial puede fácilmente predisponer al cliente de manera favorable o desfavorable incluso antes de que se siente a la mesa, por lo que aunque sea breve, es un preludio de lo que está por venir y establece ciertas expectativas.

Una vez en el restaurante y cuando el cliente se sienta a la mesa, es ya cuando el servicio se convierte en el protagonista. En este momento, la profesionalidad del personal y la eficacia y rapidez con la que atiende serán en gran parte lo que permitirá mejorar la experiencia del cliente en cualquier restaurante.

Además del servicio, puesto que se trata de un negocio de hostelería, la gastronomía, es el corazón de la experiencia en cualquier restaurante. La calidad, la presentación y la originalidad de los platos es importante, pero también lo es la consistencia en dicha calidad, para que cada visita sea tan gratificante como la primera y para que las recomendaciones de los clientes tengan valor.

¿Cómo medir la satisfacción del cliente en un restaurante?

La tarea de medir la satisfacción del cliente en un restaurante es una labor meticulosa y reflexiva, que no puede limitarse a analizar las reacciones de los clientes a un nivel superficial.

De hecho, en el sector de la hostelería hay que adoptar ciertas técnicas y herramientas que permitan determinar con precisión y profundidad el grado de satisfacción de los clientes.

  • Las encuestas de satisfacción, aunque puedan parecer algo convencionales y pasadas de moda, son siempre muy interesantes para conocer la opinión de los clientes. A través de una serie de preguntas cuidadosamente formuladas, estas encuestas buscan indagar sobre temas importantes como la calidad de los alimentos, la eficacia del servicio y el ambiente del establecimiento.
  • Los comentarios de los clientes. Las reseñas digitales están cargadas de sinceridad y ofrecen una conexión directa con el pensamiento del cliente moderno. El análisis de estas opiniones aporta información sobre los aspectos que más requieren atención y mejora, además la interacción con estos comentarios, demuestra el compromiso del restaurante por ofrecer un buen servicio y el respeto por la opinión del cliente.
  • El comportamiento del cliente. A través del análisis de patrones de reserva y preferencias con respecto al menú, es posible comprender los gustos de la mayoría de los clientes. Esta técnica, centrada en plataformas que incluyen tecnología avanzada, permite adaptar la ingeniería de menú a las tendencias y proporciona pistas sobre cómo mejorar la experiencia general en el restaurante.
  • El Net Promoter Score (NPS) es una métrica específica que evalúa la probabilidad de que los clientes recomienden el restaurante. Se trata de algo muy importante puesto que en el sector de la hostelería el ‘boca a boca’ siendo siendo una de las principales fuentes de llegada de nuevos clientes.

¿Cómo puedes mejorar el nivel de satisfacción de los clientes de tu restaurante?

En el sector de la restauración, mejorar la experiencia del cliente es una tarea tan delicada como elaborar un plato exquisito. Requiere de un entendimiento profundo de los gustos y preferencias de los clientes, así como de una disposición constante para adaptarse y perfeccionar cada aspecto del servicio ofrecido.

De hecho, un servicio excelente debe tener un alto profesionalismo y a ser posible, atención personalizada, siendo la formación del personal algo bastante importante en este proceso.

Un camarero que anticipa las necesidades de los clientes o que responde con agilidad y simpatía puede transformar una simple comida en una experiencia que hace que el cliente se sienta como en casa y quiera repetir.

Por otra parte, el alma de nuestro oficio, sin duda, es la cocina. Por eso, la calidad y presentación de los alimentos se convierten probablemente en el eje central de la satisfacción del cliente. En cada plato se mezclan sabor, textura y presentación, buscando deleitar el paladar y la vista.

Un menú variado y adaptado a una amplia gama de preferencias dietéticas, así como una carta con filtros para ingredientes alérgenos, habla del compromiso del restaurante con la inclusión y la satisfacción de todos sus visitantes.

¿Cómo ayuda una carta digital interactiva a mejorar la experiencia del cliente en cualquier restaurante?

La primera y más palpable ventaja de la carta digital es su capacidad para mantener el menú siempre actualizado sin reimpresiones, algo que para el cliente se traduce en no tener que cambiar nunca un pedido porque se solicitó algo que no está disponible en ese momento.

De hecho, un menú digital interactivo para restaurantes transforma la selección de la comida y la bebida en una experiencia mucho más interesante, ya que al permitir a los clientes visualizar por ellos mismos la carta con todos sus detalles 100% actualizados, se reducen los tiempos de espera y se minimizan los errores.

Además, crear un menú QR para tu restaurante, cuando se realiza con una plataforma que incluye todos los avances tecnológicos como la nuestra, se convierte en una fuente muy valiosa de información sobre los gustos y las preferencias de los clientes.

Por eso, las cartas digitales interactivas ofrecen a los restaurantes y el resto de negocios de hostelería una oportunidad excepcional para innovar y adaptarse a las nuevas tecnologías en beneficio del desarrollo de su establecimiento.

Si después de toda esta información, tienes más dudas o necesitas atención personalizada, contacta con nosotros.